EXPECTATIVAS DE CONSUMO DE CARNE DE CERDO EN USA

 

steve-meyer-quote-spring16A pesar de las preocupaciones crecientes relacionadas con el consumo de carne, el bienestar animal y la sostenibilidad de la ganadería, el economista Steve Meyer, Ph.D., predice que es un buen momento para la industria de la carne.

Según Meyer, el consumo de carne en Estados Unidos está en camino de llegar a ser tan alto como en 2006 que tuvo un consumo per cápita récord de 99,700 kg por persona. En 2018, el consumo per cápita será  de más de 99 kg.  y seguirá creciendo.

El mercado de proteínas en EE. UU. va a alcanzar cifras récord igual que en 2015, 2016 y 2017: el año próximo se van a comercializar más de 46 billones de kilos de las cuatro principales especies producidas en Estados Unidos.

“Estas cifras demuestran que toda esa preocupación sobre los antibióticos, la generación de millenials y los lunes sin carne, no importa”, dijo Meyer. “Si les llega el producto a un precio razonable, los estadounidenses comerán carne”.

La presentación centrada en la carne de Meyer se realizó en Meat Showhow, celebrado del 25 al 26 de octubre en Lenexa, Kansas. Meyer, vicepresidente de EMI Analytics y Express Markets Inc., con sede en Fort Wayne, Indiana, fue uno de los ponentes sobre las tendencias de la industria y las nuevas tecnologías durante el evento.

Meyer explicó los riesgos actuales al que se enfrenta la industria porcina:

  • Al comercio le afecta el brote de enfermedades: si hay brotes de enfermedades en la industria porcina, el mercado de exportación se cerraría inmediatamente y permanecería cerrado durante meses o más. Actualmente,  Estados Unidos exporta el 23% de su carne de cerdo. Los brotes de enfermedades son una preocupación constante para la industria porcina de Estados Unidos.
  • Cuestiones comerciales: el comercio sigue afectando a la industria cárnica específicamente en relación con el TLCAN. México continúa siendo un mercado importante para los jamones estadounidenses.
  • Enfermedades: a la industria porcina de Estados Unidos le afectan enfermedades como la PEDv que en los últimos años, sigue siendo un riesgo y una preocupación constantes.
  • Costes de alimentación.
  • Demanda: mientras la demanda de carne continúa creciendo, ¿qué pasará con los precios de la carne de cerdo (y como resultado, la demanda) después de que las nuevas plantas de envasado de carne de cerdo estén en su  máxima capacidad en 2019? Meyer sugiere que la industria necesitará exportar el exceso de producto porque los consumidores estadounidenses no podrán consumirlo todo a un precio razonable.

“Manejar el crecimiento del 10 por ciento en la capacidad de envasado de carne de cerdo no se hará mediante el crecimiento de la fuerza de trabajo, se va a hacer a través de la automatización. Tenemos que proporcionar los márgenes e incentivos a las industrias cárnicas para hacer ese tipo de cambios en las operaciones “.

España como tercer productor de porcino debe tomar nota de estos datos.