CONCLUSIONES DEL USDA SOBRE EL ALOJAMIENTO EN GRUPO

Existe una gran controversia entre las distintas partes de la industria alimentaria por el uso directo o indirecto de las jaulas de gestación para alojar a las cerdas gestantes, pero las jaulas y otros métodos de alojamiento de cerdas tienen sus ventajas e inconvenientes, según un informe del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Las jaulas individuales de gestación se han utilizado en la producción de cerdos en los últimos 30 años, y fueron adoptadas por la industria para hacer frente a “la conducta  jerárquica en los cerdos.”, según el USDA.

“Las cerdas en particular tienden hacia un comportamiento agresivo para establecer su dominio cuando están alojados en grupo.  Esta agresión puede causar un daño grave a las hembras menos dominantes y a los lechones nacidos.”

Las jaulas de gestación minimizan la agresión y la amenaza de daño, según el informe. Las jaulas también facilitan la atención individualizada, la alimentación y la monitorización. Sin embargo, las cerdas gestantes están limitadas en sus movimientos laterales y  hacia atrás y hacia adelante, de acuerdo con USDA.
Sin embargo, las jaulas también ofrecen medidas cruciales de seguridad para las cerdas, cuando son más vulnerables a la agresión y lesiones. En el alojamiento en grupo, a las cerdas recién inseminadas se les aisla individualmente durante 30 días “para garantizar la correcta implantación del embrión.” Esta es una práctica común en EE.UU. y la Unión Europea, de acuerdo con USDA. Además, a las cerdas  se les lleva a sus parideras cinco días antes del parto para que estén más seguras y puedan amamantar a la camada al tiempo que evita daños a los lechones por aplastamiento o asfixia.

El alojamiento de cerdas en grupo presenta beneficios y desafíos. “Alimentar a los animales en  grupo presenta serios problemas, dada la tendencia de los cerdos hacia la agresión, sobre todo a la hora de comer”, dijo el USDA en su informe.
Los estudios también muestran que el manejo de los animales y las habilidades de gestión son cruciales para mantener las cerdas productivas en grupos. También, no hay ningún estudio científico que demuestre de manera concluyente que el bienestar animal se mejora al cambiar las cerdas gestantes al alojamiento en grupo.